La Importancia de Humildad Cultural



Nuestra cultura, creencias, identidad sexual, género, valores, raza e idioma afectan la forma en que percibimos y experimentamos las condiciones de salud mental. De hecho, las diferencias culturales pueden influir en lo que funcionan para nosotros los tratamientos, los mecanismos de afrontamiento y los apoyos. Por lo tanto, es esencial que la cultura y la identidad sean parte de la conversación mientras discutimos tanto la salud mental como la atención de la salud mental.


Las creencias, valores y experiencias compartidas de cualquier grupo social o racial pueden resultar en diferentes cosmovisiones, y tener un impacto significativo en la forma en que alguien percibe y entiende los simpatismos. Por ejemplo, una persona que ha experimentado discriminación debido a su identidad puede experimentar síntomas de depresión como ira más que tristeza.


La terminología y la comprensión de las enfermedades mentales también pueden diferir en las comunidades. Por ejemplo, un estudio encontró que los estadounidenses blancos se centraron en las perspectivas biomédicas de las enfermedades mentales, mientras que los latinoamericanos y los afroamericanos participantes tendieron a conectar la enfermedad mental con las explicaciones espirituales, morales y sociales. Una persona debe sentirse cómoda y comprendida por su profesional de la salud mental para que una relación terapéutica sea efectiva.


Esto incluye sentir que su profesional de la salud mental entiende su identidad y sentirse cómodo al abordarla abiertamente. Cuando un profesional de la salud mental entiende el papel que juegan las diferencias culturales en el diagnóstico de una afección, e incorpora las necesidades y diferencias culturales en la atención de una persona, mejora significativamente los resultados.


Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/ PMC3641707/.

34 views0 comments

Recent Posts

See All